Newsletter

Descarga la aplicación móvil gratuita de su centro comercial Los Prados ? Número de clics

¡Que no cunda el pánico! Mini guía para padres novatos

Noticias19/03/2018

En un día tan especial como el de hoy queremos homenajear a todos los recién estrenados papás y arrancaros una sonrisa, así como despertar un poquito de nostalgia a los ya experimentados, haciéndoos recordar vuestro estreno como padres.

¡Ya ha llegado tu primer Día del Padre! Acabas de estrenarte como tal y te encuentras ante una situación novedosa en tu vida. No sabes si lo estás haciendo correctamente y, como padre 2.0 que eres, buscas en internet acerca de todas las dudas que te surgen a lo largo del día. ¿Es normal que haga ruiditos al dormir? ¿A qué temperatura debe estar el baño? ¿Estará bien de peso? ¿Por qué saca tanto la lengua?

En muchas ocasiones te desesperas y piensas que esto de la paternidad te queda demasiado grande. Pero también hay otros momentos en los que, por fin, has logrado dormir a tu bebé y te vienes arriba. Shhh… que no se despierte.

Bien pues te vamos a dar algunos consejillos con los que lograrás superar esta primera etapa con una matrícula de honor. Pasarás de ser un padre novato a convertirte en todo un experto en el mundo de la infancia.

- Las primeras semanas serán duras, muy duras. Dormirás poco, por no decir nada, y trabajarás mucho. Así que aprovisiónate de unas buenas dosis de cafeína. Y de paciencia.

- No te pongas nervioso si el bebé llora mucho. Es algo normal y lo más común es que o bien tenga hambre o bien tenga gases. Búscate las mañas para lograr que suelte siempre su eructito de rigor después de cada comida.

- Sí, lo sabemos, las visitas son un horror. Pero no te queda más remedio, porque todos quieren ver al recién nacido. No te toca otra que llenar la despensa de pastitas y poner tu cara de padre orgulloso. Es lo que toca.

- Llega el momento de salir de casa. Uff… Pues empieza a prepararlo todo dos horas antes por lo menos, hasta que empieces a adquirir algo de práctica. Los pañales, las toallitas, una muda, o dos; ropa de cambio, varios chupetes y no te olvides de la gasita que utiliza para dormirse. Y esto es solamente lo que va en la bolsa del bebé. Con el tiempo te darás cuenta de que en realidad no es necesario llevar la casa a cuestas para dar un simple paseo.

- Las abuelas siempre, siempre, opinan. Que si “va poco abrigado”, que si “así no se coge al niño”, que si “le gusta más cuando le acuno yo”, que si “es mejor que duerma boca arriba” o “no, no, mejor de lado”, cuando no la de que “el pañal está demasiado apretado”... Cuenta hasta tres y haz lo que tu instinto te diga, porque para eso eres el padre, y nadie mejor que tú sabe lo que tu pequeño necesita.

- El salón de tu casa se ha convertido en una escuela infantil de primer orden. Tienes que ver la tele a través de la red del parquecito, la hamaquita ocupa lo que en su momento fue la mesa del comedor y localizar el mando de la tele es misión imposible. Pero tu bebé crecerá y llegará el día en el que ya no necesitará tanto cachivache. Te aseguramos que recordarás con cariño estos momentos.

- Comienza la introducción de alimentos. ¡Mi chiquitín se hace mayor! Pero ya desde el primer momento te das cuenta de que no es tan fácil, ni tan idílico como pensabas. No sólo come el bebé, sino que también comen la silla, el suelo, la ropa y Rufo. Y da gracias si quiere comer, porque si no, ya sabes, tendrás que tirar de la técnica contrastada científicamente del avioncito.

- Que ganas tienes de que ande, ¿verdad? Es muy emocionante ver como tu pequeño va consiguiendo progresos en su desarrollo, todo hay que decirlo. este será uno de los hitos más importantes de su vida. Aun con todo prepárate, porque acabarás con la espalda como un acordeón y el niño lleno de chichones. Pero más feliz que una perdiz. Para protegerlo procura que tu casa sea un lugar seguro para él. Para ello necesitarás algunos artículos que te harán la vida más fácil: protectores de enchufes y de esquinas, tope para puertas, bloqueo de cajones y una puertecita para las escaleras.

- Una de las cosas a evitar en la medida de lo posible es comparar a tu bebé con los de los otros padres. Cada niño lleva su propio ritmo evolutivo y el tuyo no es mejor ni peor que los demás. No te angusties si el tuyo todavía no consigue resolver ecuaciones de tercer grado, es algo normal a su edad.

Y bueno, esto es solo el principio de la gran aventura de ser padre, disfruta cada día y no te pierdas ninguno de sus logros.

¿A que no es tan difícil como pintaba? Recuerda que hagas lo que hagas, siempre serás el mejor padre del mundo.

¡Feliz día papá!

Por Talhara Ruiz

Otras noticias

#JustAsk

Respondemos
dentro de una hora
en nuestra página de facebook

Haz tu pregunta
Horarios de apertura

Abierto de lunes a sábado
de 9:00 a 22:00 horas

Teléfono : 985112317
> Contacta con nosotros

Top