titleNewsletter.newsletter

Piel perfecta: La exfoliación es la clave

Belleza03/11/2017

¿Cuidas tu piel en profundidad? Quizás creas que con desmaquillarla y aplicar alguna crema es suficiente, por eso queremos que descubras los beneficios de la exfoliación. ¡Sigue leyendo! 

¿Eres algo perezosa a la hora de cuidarte? Quizás lo de ir al centro de belleza para hacerte algún tratamiento no sea lo tuyo, por eso queremos ofrecerte una alternativa hecha a tu medida que además tiene numerosos beneficios. En el post de hoy te damos las claves para tener una piel perfecta: la exfoliación casera. Sigue los tres pasos que te damos y te aseguramos que alucinarás con los resultados.

Fuera lo viejo, dentro lo nuevo

No nos cansaremos nunca de decírtelo: tu piel se lo merece todo, por eso no tienes excusa para ponerte manos a la obra y comenzar a exfoliar. Lo primero que debes de saber es para qué sirve la exfoliación, pues sencillamente para regenerar tu piel y estimular tu circulación sanguínea, gracias a la eliminación de células muertas.

Además, todo esto sirve para que estimular nuestra piel, haciéndola más receptiva a las propiedades de las cremas y lociones que nos apliquemos, previniendo la flacidez.

Peeling para todas

La exfoliación es ideal para todo tipo de piel, solo tenemos que tener en cuenta el tipo de producto que deberemos usar, en función de la sensibilidad de nuestra piel. Además es importante exfoliar desde el rostro, hasta el resto del cuerpo, sin olvidarnos del cuero cabelludo.
Para una exfoliación natural rápida, el mejor lugar para hacer será en la ducha, después de habernos enjabonado y aclarado. Lo aplicaremos en masajes circulares, retirándolo con agua caliente y acabando con un buen chorro de agua fría para tonificar. El exfoliante Gommage Tonic Corps de Clarins puede ser una buena elección ya que está compuesto por menta, azúcar o romero y sus aceites esenciales eliminarán las impurezas al mismo tiempo que hidrata tu piel.

Recuerda prestar especial atención a codos, rodillas y talones para aportarles un extra de suavidad.

Carita de porcelana

La piel del rostro es una de las más delicadas, por eso tenemos que tener más cuidado a la hora de exfoliarla. Es muy importante saber el tipo de piel que tenemos porque cada una tendrá un producto adecuado. Las pieles grasas tienen que optar por un exfoliante con base de arcilla y algas, que también será apto para pieles mixtas.

Las pieles secas podrán optar por un exfoliante casero hecho con azúcar y aceite de oliva, que les aportará la hidratación que necesitan. Las pieles sensibles deberán apostar por algo más suave como el Exfoliante Confort de Lancôme, ya que sus aceites naturales de sésamo y arroz junto con la miel y el karité, tendrán un efecto calmante que la reconfortará inmediatamente.

Una melena de leona

Como ya os hemos comentado en alguna ocasión, en otoño debemos ser especialmente cuidadosas con nuestro cabello, ya que a partir de septiembre se empieza a caer, para que los nuevos folículos puedan salir sin problema. Cada quince días puedes exfoliar tu cuero cabelludo, siempre con mucho cuidado. Para empezar puedes elegir el Exfoliante Suave Flash de Lancaster. Compuesto por melocotón y cítricos del Mediterráneo, sus principios activos mimarán tu cuero cabelludo, activando su circulación.

Por Irene Chaparro

Otras noticias

#JustAsk

Respondemos
dentro de una hora
en nuestra página de facebook

Haz tu pregunta

Horarios de apertura

Abierto de lunes a sábado
de 9:00 a 22:00 horas

Teléfono : 985112317
> Contacta con nosotros

Top